Cocción y técnica

Los secretos detrás del pan brioche 

Conoce todo acerca de este clásico de la cocina francesa: su historia, sus recetas más reconocidas y cómo prepararlo desde cero. 

Pan brioche tajado con café

Tiene una corteza dorada, es suave en su interior y se puede usar en recetas de sal y de dulce; un pan reconocido en todo el mundo.

El pan es una de esas delicias que nunca van a pasar de moda. Es un alimento práctico, sencillo y delicioso que forma parte de nuestra dieta desde hace siglos y lo podemos comer a cualquier hora del día. Nos acostumbramos a acompañarlo con el café o el chocolate caliente en las mañanas, pero también es clave de algunas preparaciones clásicas, como la hamburguesa. 

Uno de los primeros panes que acuñó popularidad fue el brioche y hoy te vamos a contar su historia, en qué se diferencia de los demás, cómo podemos prepararlo en casa y en qué tipo de recetas podemos aprovechar su sabor.   
 

¿CÓMO ES Y DÓNDE NACE EL PAN BRIOCHE?  

La diferencia principal entre el brioche y los demás panes es que para prepararlo usamos una alta cantidad de mantequilla y huevos. La mezcla de estos ingredientes es necesaria para darle la textura y el sabor dulce y ligero que tiene en su forma tradicional. Por eso muchos dicen que la miga de un pan brioche es como un algodón, muy blando y suave.   

Gracias a esos ingredientes que la conforman, la masa de brioche es rica en grasas y azúcares. Además, otra de las características claves de este tipo de pan es que tiene una corteza que se dora antes de hornear, logrando así su color característico en la superficie.   

Dicen que el primer registro de pan brioche fue en una impresión de 1404 y parece que su origen viene de una receta tradicional normanda, al noroeste de Francia. Como toda receta de pastelería, su nacimiento parece que surgió de un error de un aprendiz, quien le agregó una porción grande de mantequilla a la masa que estaba preparando.   

En esa época, se comenzó a desarrollar su popularidad debido a que era un pan que podía ser utilizado como acompañante en platos salados o como la base de un postre. Se puede disfrutar en muchas formas, desde simples tostadas y tartas dulces hasta pasteles, bollos y croissants. 

Conoce 10 alimentos para tus desayunos caseros. 
 

Tipos de pan brioche  

Como todo plato insignia, el pan brioche ha ido evolucionando a lo largo de la historia y existen diferentes tipos de variaciones según la región. Te contamos los más reconocidos en el mundo.   

  • Brioche francés: la receta más tradicional de este pan suele mezclarse con otros ingredientes como crema de leche. Los típicos suelen tener una forma trenzada, algo así como una magdalena.   
  • Brioche danés o Brunsviger: cuenta con un glaseado de azúcar y mantequilla en su superficie y a veces se le añaden uvas pasas o chocolate en su interior. Es muy esponjoso y necesita de una porción más alta de levadura en su preparación que la receta clásica.    

    Pan brioche de varios tipos

  • Panettone: un dulce italiano con frutas confitadas en su interior y se caracteriza por tener una gran altura, de unos 10 a 15 cm.   
  • Brioche suizo: es una preparación más delgada que las anteriores, pues cuenta con muchas capas finas, y suele ser rellenado con crema pastelera y chips de chocolate.   
  • Roscón de Reyes: también conocido como Bolo Rei en Portugal o Royaunne en Francia, es uno de los panes que verás en todas las cenas navideñas. Por lo general, su forma es circular y se decora con frutas confitadas.   

Recetas con pan

CONSEJOS PARA PREPARAR PAN BRIOCHE EN CASA   

La preparación tradicional del pan brioche consta de varios pasos, como la fermentación lenta y el amasado, que son etapas esenciales de la receta porque permiten que desarrolle su sabor y su textura.    

Para lograr el brioche francés clásico, necesitas los siguientes ingredientes: leche, huevos, azúcar, sal, levadura, harina y mucha mantequilla. La instrucción es simple: mezclar y amasar todos los ingredientes menos la mantequilla y la harina, que las irás agregando de a poco con la masa. Puedes hacerlo con una batidora eléctrica o con tus propias manos.   

Luego, la debes reservar y dejar reposar en un bowl engrasado hasta que duplique su volumen (este proceso dura entre 30 minutos y una hora) y al final, la desgasificas y la guardas en el refrigerador hasta la mañana siguiente.   

Aunque estas son las instrucciones más básicas, nosotros enlistamos los siguientes consejos para que los tengas en cuenta y el resultado de tu pan brioche se pueda acercar a la perfección:   

  1. No agregues demasiada harina: es normal que, para amasar y darle más consistencia a la masa, añadamos más harina de lo necesario. Te sugerimos agregar la harina lentamente para que el pan brioche no se vuelva denso o pesado.   
  2. Recuerda la temperatura de los ingredientes: algo que muchos no tienen en cuenta es que la temperatura de los componentes del pan es importante antes de empezar a usarlos. Por ejemplo, la mantequilla y los huevos deben estar en temperatura ambiente para que sus grasas ya derretidas sean protagonistas de la mezcla.  
  3. Utiliza ingredientes de alta calidad: mientras más frescos sean tus ingredientes, mejor quedará el resultado del pan brioche.  
  4. Sé paciente: como toda masa, sea para pizza, galletas o croissants, debes tener el tiempo y la paciencia necesaria para que se horneen correctamente.   

    Persona preparando masa de pan brioche

  5. El secreto de amasar: debes amasar lo suficiente la mezcla para desarrollar una textura suave y elástica y que, al reposar, la masa duplique su volumen de una manera adecuada.   
  6. Congela los panes restantes: bien guardados, en un lugar fresco y seco, el brioche dura aproximadamente cinco días. Por eso, lo mejor es congelarlos para que duren más tiempo. Procura dejarlos separados para que no se peguen y mantengan su forma.  

Descubre cuáles son los tipos de pan alrededor del mundo.  
 

IDEAS DE RECETAS CON PAN BRIOCHE  

La blandura y la suavidad del pan brioche lo convierten en un elemento muy versátil en la cocina, al punto que puede ser parte de recetas de sal o de dulce. Su facilidad en la preparación y su sabor delicado al paladar permiten una infinidad de preparaciones.   

Hoy te enseñamos los diferentes platos que puedes crear con el pan brioche.   

  • Brioches de salchicha: estos canapés son el bocadito perfecto para calmar el hambre y aprender a cocinar de otra manera los embutidos. Lo ideal es que la masa quede enrollada en forma de trenza y conserve firme su relleno.   
  • Brioche mini muffins: lo que más nos gusta de esta receta es que podemos usar diferentes sabores en estos mini muffins. Podemos añadirle ralladura de naranja, de limón o de mandarina, o incluso pedacitos de fruta confitada o chips de chocolate o macadamia.   
  • Emparedados brioche de salmón: la mezcla de salmón, salsa tártara, verduras y pan brioche siempre queda bien para recibir a tu familia o a unos amigos en una tarde. Quedan a tu elección las verduras, pero nosotros te sugerimos pepinillos, alcaparras o si te gusta el picante, unos jalapeños picados en trocitos.   
  • Hamburguesa con pan brioche: Aunque muchos no le dan el valor que se merece, el pan en una hamburguesa es determinante. El brioche permite que la mordida de una hamburguesa sea suave y esponjosa, además de que es un pan que no se va a humedecer por las salsas y, por lo tanto, no se desbaratará.   

    Hamburguesa con pan brioche

  • Brioche de chocolate: el chocolate es un infaltable en las variaciones del dulce, porque queda bien con todo, mucho más con estas delicias reposteras. Le puedes añadir a la mezcla esencia de vainilla, cacao o avellanas y verás cómo el resultado es una delicia. Acompáñalo con tu bebida caliente favorita.   
  • Roscón de brioche con crema pastelera: imagina un Roscón de Reyes, pero en lugar de añadirle fruta confitada, lo vas a rellenar con crema pastelera y vas a espolvorearle un poco de azúcar glass y canela.   
  • Tostadas francesas: ¿algo más francés que esto? Al servir las puedes acompañar con CREMA DE LECHE NESTLÉ® o con tus huevos revueltos preferidos.   
  • Bruschettas: estos antojitos pueden servirse en cualquier tipo de pan y ¿por qué no en el brioche? Podrías hacer tres tipos de bruschettas: una bañada con salsa pesto y pimentón, otra con una crema de palta y la última con pedacitos de tomate cocinados en aceite vegetal y orégano.   

  

FUENTES:   

https://www.recetasderechupete.com/brioche-pan-dulce/14325/   

https://www.tasteatlas.com/most-popular-types-of-brioche-in-the-world   

https://recetasdecocina.elmundo.es/2022/04/brioche-pan-dulce-casero.html  

El Pan Nuestro de Cada Día ►Pan Brioche ♦ Pan Criollo◄ | Aldo Gustavo Mansur  

https://enharinado.com/brioche/   

https://www.lecturas.com/recetas/brioche/